“Chaveas” (Chamartín, Madrid 2018)

Untitled

 

frío                  como si supiera que estamos aquí                (en el fondo nadie sabe nada)               oxidadas gradualmente                                                         frío                               en realidad nunca hemos estado aquí                         hay tres botellas                               ven                                     frío                  no lo sé               frío                                       no toques eso                en el suelo, aplastadas                                                no lo sabemos                               ¿oyes algo?                                                                En realidad nunca hemos estado aquí

 

Las esquinas son lo que antes se desgasta. Llegué de noche. Había llovido hace poco y el suelo seguía húmedo. A cada paso que daba el terreno respondía con un sonido, como queriéndome decir que sabía que estaba allí. Llegué de noche y me fui de día. Todo seguía en su sitio. Nada se había movido ni un solo milímetro. Las puertas seguían cerradas, los candados echados. Un guante seguía ligeramente levantado, buscando desesperadamente a su pareja (no quise juntarlos de nuevo, tal vez para todos fuera mejor así).

Llegúe de noche y me fui de día. Todo seguía en su sitio. Nada se había movido ni un solo milímetro. Si alguien fuera al mismo lugar dentro de unas horas, nunca sabría que he estado allí. Pero he estado allí.

¿Si pasamos por un lugar sin alterarlo ni lo más mínimo, podríamos afirmar que hemos estado realmente allí?

Anuncios