Cómo se hizo…

El viernes 2 de febrero comenzamos nuestro proyecto del vertedero del Arroyo de Ambroz. . El objetivo de nuestro proyecto era recrear imágenes del Arroyo de Ambroz y del vertedero. Para ello tomamos a dos referentes: William Kentridge y Emerik Bernanrd.

William Kentridge es un artista sudafricano dedicado actualmente al teatro y la industria del cine, aunque nosotros nos centramos principalmente en sus obras plásticas iniciales. En ellas usa carboncillos y otras barras más grasas como la chunky. Para ello no dibuja detalle a detalle, sino que mancha el papel y a partir de estas manchas iniciales van surgiendo el resto de formas.

(algunas obras)

Emerik Bernard es un artista plástico esloveno. Logra sus composiciónes mediante manchas de colores que cubren la tela según distintos planos cromáticos que aportan bidimensionalidad a sus cuadros.

(algunas obras)

emerikdscn1365

 

Para acometer con el proyecto, ese mismo día visitamos el lugar. Este vertedero se sitúa en el camino del arroyo Ambroz, en el Distrito de San Blas – Canillejas.

ubicacion

Primero paseamos por la zona para entrar en contacto con el lugar. Hicimos grupos para recoger información gráfica del lugar, tomamos fotos del vertedero y del entorno e hicimos bocetos del paisaje que allí nos encontramos.

(algunas de las fotos del vertedero)

 

(bocetos realizados directamente allí)

A partir de esta experiencia y como ejercicio de semana realizamos dos dibujos, uno de la vista general y otro de un plano detalle del vertedero; todo ello con el referente de William Kentridge usando carboncillos y chunky. Estos dos dibujos debían actuar en forma de binomio y colocarse el uno junto al otro en posición apaisada, estableciendo relaciones.

(vista general)

paisaje

 

(plano detalle)

detalle

 

El jueves 8 de febrero en clase trabajamos en los grupos que habíamos formado previamente. Primero juntamos los ejercicios de la vista general que habíamos realizado en casa. Teníamos que hallas conexiones entre ellos: líneas de horizonte, planos de luz, profundidades…

Primero optamos por unirlos todos siguiendo la línea del horizonte pero no quedamos satisfechos con el resultado ya que las escalas de grises de algunos trabajos eran muy diferentes a las de otros.

jeje

De esta forma, empezamos a investigar otras maneras de unirlos y encontramos líneas (que no necesariamente tenían que ser las del horizonte) que manifestaban uniones con otras de otros dibujos, como si una fuese la extensión de la otra (una rama con una curva del terreno, un cable de alta tensión con una ladera)

jeje 2

A continuación pasamos a trabajar más en la parte del vertedero en sí. Para ello utilizamos las fotos que habíamos tomado de objetos y detalles que allí nos encontramos y los dibujos que habíamos realizado y comenzamos a unirlos siguiendo claves similares a las que usamos en el ejercicio anterior: investigando planos de luces y sombras, jugando con la escala de los objetos que situábamos cerca, creando ordenaciones y organizaciones,…

(algunas pruebas)

(resultado final)

fina

 

A partir de esta última organización y como ejercicio de semana, realizamos una serie de estudios con el objetivo de conocer mejor nuestro collage. Las claves de estos estudios eran: capas de objetos, patrones/formas, relaciones de tamaño, posición en el marco del cuadro.

(mis estudios)

estudios

De nuevo tras llevar estos trabajos a clase los juntamos con los de nuestros compañeros. Esta vez, a las claves anteriores se le añadían nuevas debido al uso de color en este estudio, como por ejemplo organizaciones según la gama cromática.

(alguna agrupación previa)

org-previa.jpg

 

(organizaciones finales)

 

En este punto del proceso, los grupos se subdividieron en 2, uno de ellos trabajaría en el ejercicio del paisaje, con el referente de William Kentridge y otro en el del vertedero, con el referente de Emerik Bernard. Mi caso fue este último.

Lo que más interesante parecía del collage de partida eran las formas que aportaban cierta organización al conjunto, ya por su posición, por su escala o por la gama. Para tomar contacto con estas formas comenzamos a calcarlas con ayuda de papel de copia y carboncillo. Una vez nos hubimos familiarizado con ellas, basamos a hacer bocetos a carboncillo sobre la base de nuestro collage. En nuestro caso elegimos como soporte los dibujos de Pablo (se pueden ver en la imagen superior de la derecha) ya que aportaban una gran riqueza a nuestra capa de fondo.

Cuando terminamos de hacer estos bocetos, pasamos al acrílico. En un principio lo utilizábamos de manera que íbamos rellenando huecos que habíamos creado al hacer los bocetos a carboncillo pero tras una corrección de nuestra profesora comenzamos a pintar por capas, no parándonos pintando cuando llegábamos a un borde sino sobrepasándolo, haciendo que las capas se superpusieran las unas con las otras. (Este es, al fin y al cabo, la técnica que utiliza nuestro referente al realizar sus obras) Haciéndolo así nuestro collage ganó mucho más. También añadimos algunas líneas de relación con tiza para acentuar la cohesión entre los elementos del vertedero y huellas con carboncillo, también para asimilarlo más con las texturas que nos habíamos encontrado en nuestra visita allí.

 

(algunas fotos del proceso)

 

(resultado final)

finalfinal

 

Una vez terminado, estudiamos cómo funcionaban paisajes y collages juntos para decidir su colocación final.

Finalmente, el viernes 23 de febrero, montamos la exposición en la Casa de Velazquez.

(continúa el informe en la siguiente entrada)

 

 

 

 

Anuncios